Volvo ‘recluta’ a 2.500 ingenieros de 16 colegios madrileños

Ignacio Anasagasti / Madrid

Volvo no se contenta únicamente con desarrollar los coches con los estándares de seguridad más exigentes del mercado, sino que busca educar y sensibilizar a la población en seguridad vial. En España, ha dado muestra de ello poniendo en marcha, el pasado mes de abril, el programa educativo “Iniciativa Volvo”, en el que han participado más de 2.500 niños de 5º y 6º de primaria de 16 colegios de la Comunidad de Madrid.

El programa se ha dividido en dos fases. En la primera, denominada Stop&Go, los alumnos han disfrutado de un taller presencial de una hora impartido por profesionales en cada uno de los centros educativos, en el que pudieron emular el trabajo diario de los ingenieros de Volvo Cars diseñando, construyendo y poniendo en marcha un vehículo que evite los accidentes y minimice su impacto ambiental. Como material, los niños utilizaron robots, materiales y metodología de Lego Education.

volvo iniciativa

En la segunda fase, en los colegios se formaron equipos de trabajo de cinco miembros con el objetivo de diseñar un coche que permita una conducción segura sin accidentes y que proteja a las personas, haciendo uso de los métodos de investigación científicos, la creatividad y la innovación. Para tal cometido, contaron con el asesoramiento de profesionales además de una guía donde se explicaban los objetivos pedagógicos y la estructura del reto.

En total, en los 16 colegios se presentaron 303 proyectos. Esta mañana, en el salón de actos de La Salle Nuestra Señora de las Maravillas, se ha hecho acto de entrega de los premios en las cuatro categorías existentes: mejor reto en red, reto más innovador, reto más popular y colegio más participativo.

Sistema anticurvas

El Colegio San Jaime ha ganado el mejor reto en red, que valoraba el equilibrio entre viabilidad y creatividad, con su proyecto “Sistema para vuelco anticurvas” para evitar los vuelcos en curvas cerradas. Los alumnos, además del trofeo (una copa realizada con ladrillos de Lego), han sido premiados con un viaje al centro de diseño de Volvo en Barcelona.

En la categoría de reto más innovador, el equipo del Colegio Ramiro de Maeztu, con su proyecto Fast and Furious (unas ventosas en las ruedas para evitar patinazos), ha sido el ganador, mientras que en la categoría de reto más popular, la copa se la han llevado alumnos del Colegio Carmelo Teresiano con su proyecto Anticuestas (sistema de arpones que se agarran a la montaña en caso de que el coche se precipite por la ladera).

Finalmente, se ha entregado un cuarto galardón al colegio más participativo, que ha sido el Liceo Europeo.

Durante el acto, el presidente de Volvo Car España, Germán López Madrid, ha señalado que la “Iniciativa Volvo” se enmarca dentro de la visión para 2020 de su marca, consistente en que no haya ningún fallecido o herido grave en un Volvo de última generación.