Toyota podría recortar en 400.000 vehículos su producción anual en Japón

Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Alberto Gutiérrez Molinero/ Madrid

El primer fabricante japonés de automóviles y tercero del mundo, Toyota Motor, estudia reducir la producción en su país de forma paulatina en 400.000 vehículos anuales, hasta 3,2 millones de unidades anuales fabricadas en Japón.

Fab_toyotaEsta posible reestructuración se está planteando por la fuerte apreciación del yen en los últimos meses, lo que está perjudicando las exportaciones de Toyota.

Según ha publicado la Agencia Efe, un portavoz de la compañía aseguró que Toyota “siempre busca optimizar la producción de vehículos”, pero que todavía no hay una decisión oficial sobre los recortes en la producción.

Cuando estalló la crisis financiera mundial en 2008, Toyota tenía una producción anual de 3,9 millones de vehículos. La situación económica y el terremoto de 2011 han hecho que la empresa japonesa anunciara que, de cara a este ejercicio fiscal, que concluye en marzo de 2013, su fabricación doméstica de vehículos se situaría en cerca de las 3,6 millones de unidades.

Además de con el terremoto, el año pasado, el grupo presidido por Akio Toyoda tuvo que hacer frente a las inundaciones en Tailandia, que afectaron a sus factorías en el país del sudeste asiático, y la finalización del subsidio del Gobierno para impulsar la compra de coches ecológicos.

Recuperar el liderazgo mundial

Como consecuencia, Toyota cedió el liderazgo mundial del motor y se situó por detrás de la estadounidense General Motors y la alemana Volkswagen, aunque se mantuvo como el que más automóviles vendió en Japón con 1,36 millones de unidades.

JAPON-terremoto-historia-seguido-AFP_CLAIMA20110311_0217_7Desde entonces, el objetivo de la marca japonesa es recuperar el liderazgo mundial y para ello quizá tenga que reducir su producción local otras 400.000 unidades adicionales, hasta los 3,2 millones vehículos fabricados.

La semana pasada, durante la junta anual de accionistas, Akio Toyoda destacó que en cualquier caso la empresa mantendrá el rol de sus fabricas en Japón, al considerar que aportan como una "ventaja competitiva" de la compañía.

De cara al actual ejercicio fiscal Toyota prevé aumentar su beneficio neto un 168 por ciento, hasta 760.000 millones de yenes (unos 7.610 millones de euros), y fabricar 8,25 millones de vehículos este año, lo que supone aumentar en un 24% en términos interanuales su producción mundial.